MAISON RIKA: BOBO GUESTHOUSE

Nunca recomendaríamos cadenas hoteleras a nadie. Porque odiamos los hoteles monstruosos, porque allí dentro todo sabe y huele a lo mismo, porque no es lo mismo estar en París que en Kuala Lumpur.

Poe eso, hemos dado con la casa perfecta, lejos de tu casa: la Maison Rika de Amsterdam. La dueña de esta pequeña “guesthouse” con sello Black & White es la diseñadora sueca Ulrika Lundgren, el centro creativo de la marca Rika.

Un boutique-hotel de tres pisos, en el más sentido “boutique” de la palabra . La planta baja hace de galería de arte con continuos Pop-Up Stores de moda, arte y cosas fashions; y las otras plantas son las dos únicas habitaciones del hotel con vistas a los canales de Amsterdam. Vanguardia y tradición hacen aquí una buena mezcla. Dormir con Rika sólo te costará 200 euros sin desayuno, pero para una escapa invernal a esta ciudad (visionaria y sobrada de fertilidad creativa) seguro que vale la pena.

maison-rika-amsterdam-cool-fashion
Image

Image

Image

Image

Image

Image

Anuncios